CELAN Digital

Joaquín Carbonell recibe la Medalla al Mérito Cultural

Joaquín Carbonell recibió el Día de San Jorge la Medalla al Mérito Cultural del Gobierno de Aragón, por “su amplia trayectoria, su continuo compromiso con su tierra y su patrimonio, así como la difusión de los valores y la identidad de nuestra comunidad dentro y fuera de nuestro país”. En el Palacio de la Aljafería, el periodista, poeta, cantautor y narrador, nacido en Alloza, recibió este reconocimiento “a su continua vinculación con la cultura expresada a través de la música, la literatura y el continuo cuidado del patrimonio musical de nuestra Comunidad”.

 

En su discurso comenzó citando a José Antonio Labordeta y a los enseñantes que en Teruel “nos abrieron la puerta más portentosa que existe: la que da paso al mundo de los sueños (…) una puerta que nos mostró otros horizontes, otras dimensiones sociales” y lo acabó con una frase “del Tío Romualdos, de Alloza, tan alérgico a los excesos de la gloria, que un día me escuchó presumir de éxitos, y me advirtió: ¡Joaquín, y pa’ qué tanto!”

En medio habló de la Nueva Canción Aragonesa, de los escenarios diversos: grandes auditorios, corrales, plazas públicas, cárceles, universidades, asociaciones de barrio y modestos pajares limpios de polvo y paja, su debut hace 50 años en el teatro Marín de Teruel, en 1969, con Labordeta y su compañero César Hernández y pese a manifestar considerarse un intruso en este oficio tan disparatado, recordó las 150 canciones grabadas en 15 discos además de varias novelas, poemas, tres biografías y algún ensayo. 

“La cultura, además de fuente de ingresos, alimenta al individuo y enriquece a la sociedad. La cultura, en general, significa el mayor patrimonio de un pueblo, el escaparate más brillante y eficaz para explicar a un extraño cuáles son nuestras señas de identidad (…) Si prescindimos del tesoro cultural y artístico, seremos pocos y además, miserables. La ausencia de cultura provoca desolación, retroceso y miseria.” 

Y como señas de identidad citó a Luis Buñuel, Francisco de Goya, Baltasar Gracián, María Moliner, Pablo Serrano, Ramón J. Sender, los hermanos Saura, Raquel Meller, o Pablo Gargallo… 

Y tomó la guitarra. Dedicó la canción “De Teruel no es cualquiera” a las familias de José Luis Iranzo y los dos jóvenes guardias civiles asesinados en Andorra. 

En el acto oficial se hizo entrega de la Medalla de las Cortes a la cineasta Paula Ortiz, también fue galardonado el alcorisano Javier Zaragoza, fiscal de la sala del Tribunal Supremo, con  el premio Aragón.  Un día antes, en el acto del Día de Aragón de Huesca, recibieron la Medalla al Mérito Social las organizaciones profesionales agrarias: Unión de Agricultores de Aragón (UAGA-COAG), Jóvenes Agricultores de Aragón (ASAJA), Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y Asociación Regional de Agricultores y Ganaderos de Aragón (ARAGA). Y en Teruel se otorgó la Medalla a los Valores Humanos a la Asociación Turolense de Ayuda a la Discapacidad Intelectual (ATADI).

Texto Pilar Sarto Fraj. Fotografías facilitadas por el propio Joaquín Carbonell. 

 

CELAN Digital - Centro de Estudios Locales de Andorra

Top Desktop version